martes, 19 de octubre de 2010

DIMENSIONES DE LA ADMINISTRACION


Hay tres tareas que deben ser ejecutadas por la administración para que la institución a su cargo pueda funcionar y realizar el aporte que le corresponde:

1- El propósito y la misión específica de la organización.

Una institución tiene un propósito y misión específicos, determinada función social. En la empresa, el significa el rendimiento económico. Con respecto a esta tarea, la del rendimiento específico, las instituciones empresarias y no empresarias difieren. En relación con todas las restantes tareas, son similares. Pero solo en el caso de la empresa el rendimiento económico constituye una misión específica. Definimos la empresa afirmando que existe para producir un desempeño económico. En todas las restantes instituciones la economía constituye una restricción. Esta función distintiva de la empresa tiene carácter prioritario, ya que todas las restantes funciones sociales (educación, desarrollo del conocimiento) dependen del excedente de recursos económicos, que solo pueden obtenerse mediante un eficaz desempeño económico. Todos los actos y decisiones de la administración deben asignar el primer lugar al rendimiento económico. La administración puede justificar su existencia y autoridad solo por los resultados económicos que aporta. Fracasa si no mantiene la capacidad de producción de riqueza de los recursos económicos que se le han confiado. Y este aspecto, sea cual fuere la ideología de una sociedad, implica asumir la responsabilidad de la rentabilidad.

2- Obtener un trabajo productivo y la realización del trabajador, ya que la empresa realiza su desempeño mediante el trabajo del hombre. La empresa es cada vez más el medio gracias al cual el ser humano se gana la vida, accede a cierta jerarquía social, al la comunidad y a su realización y satisfacción individuales. Por consiguiente, lograr que el trabajador se realice es cada vez más importante, y constituye una medida de rendimiento de la institución. La empresa es una institución de la sociedad, pero ésta no es una institución económico, por lo que le exige a la empresa la realización del trabajador.

3- Encausar las influencias y responsabilidades sociales, ya que la empresa es un órgano de la sociedad y existe para beneficio social. La libre empresa no puede justificarse por el hecho que beneficia a los negocios. Puede justificarse únicamente por los bienes que aporta a la sociedad. Cada vez más, al empresa debe incorporar a su preocupación fundamental por las cantidades de vida -es decir, los bienes y servicios económicos- el interés por la calidad de vida

Estas tres tareas deben ejecutarse simultáneamente y dentro de la misma acción gerencial

La dimensión temporal.
Un factor de complejidad se encuentra en todas las decisiones de la administración , y es que la administración debe considerar, simultáneamente, el presente y el futuro, el corto y el largo plazo, referentes a la acción.

La dimensión temporal es importante por que:

1- existe un lapso cada vez más largo para que una decisión fructifique revele su valor. Es decir, las decisiones son cada vez a más largo plazo.

2- la administración es casi la única entidad que debe vivir tanto en el presente como en el futuro. La administración debe mantener la actividad de la empresa en el presente, o de lo contrario no habrá empresa que pueda desempeñarse en el futuro. Y tiene que lograr que la empresa sea capaz de rendimiento y cambio en el futuro.

Administración y empresariado.
La tarea de los gerentes es optimizar el rendimiento de los cursos, lo que implica centrar la atención en la efectividad, no en la eficiencia. Este criterio no pregunta cómo haremos mejor esto o aquello, sino cuál producto y/o mercado aportan resultados económicos extraordinarios. Esto no significa que la eficiencia no importe, pero aún la empresa más eficiente no puede sobrevivir si es eficiente en lo que no corresponde, es decir si no es eficaz.

La efectividad es el fundamento del éxito: la eficiencia es la condición mínima de supervivencia después de alcanzado el éxito. La eficiencia se ocupa de hacer bien las cosas, la efectividad de hacer las cosas que corresponden.

La primer tarea del gerente es ser efectivo en aquellas pocas actividades que representan la mayor parte de los resultados, la segunda tarea es acercar a la empresa a la realización total de su potencial.

PUBLICADO EN: http://admindeempresas.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

OPINE